Los cuatro elementos del Tarot: fuego, agua, aire y tierra

Los cuatro elementos del Tarot

Desde la percepción aristotélica y, más adelante, sobre la base del desarrollo de la ciencia, se ha dado fuerza a la teoría de la composición del Universo a partir de los cuatro elementos, que son los cuatro principios básicos de todos los seres vivos: fuego, agua, aire y tierra.

Esta teoría no es nueva y, desde antes de Aristóteles, quien la adaptó, Empédocles la había anunciado. Luego Hipócrates la utilizó para darle base a su hipótesis de los cuatro humores corporales.

Con el tiempo, los cuatro elementos debieron ser utilizados para entender cualquier explicación sobre el cosmos, bien se tratara de ciencia pura o de filosofía, la base de todo pensamiento.

Elementos y estado de la materia

Pero, la teoría de los cuatro elementos también hacía alusión a los estados de la materia. Así, con aire se estaba haciendo referencia a cualquier elemento gaseoso; el fuego se refería al plasma; agua estaba relacionada con el estado líquido; y la tierra guardaba relación con todo elemento sólido.

Más allá de las teorías sobre la materia y sus estados, estos cuatro elementos son parte fundamental de la vida del hombre y su presencia en el universo.

De tal manera que el aire, como elemento gaseoso, es vital para la supervivencia de todos los seres vivos que necesitan respirar. La tierra, elemento sólido del que dependen todos los seres para su alimentación. El agua mantiene al ser humano con vida. Y el fuego es el elemento con el que se modifica la materia.

En lo que se refiere a la esencia del ser humano, estos cuatro elementos representan las emociones (agua), los pensamientos (aire), la pasión (fuego) y el sustento y todo lo que nos rodea (tierra).

Y el quinto elemento, también llamado la quinta esencia, hace referencia al ser espiritual del individuo o al alma.

El tarot y los cuatro elementos

En el mundo esotérico estos cuatro elementos rigen la personalidad del hombre así como su forma de enfrentar el mundo y de trabajar su yo interno.  Así como los cuatro elementos forman parte del universo, también en el tarot están representados.

En las 78 cartas del tarot están los arcanos mayores y los arcanos menores, siendo los mayores los que hablan de los principios espirituales y de las fuerzas ocultas del universo. Mientras que los arcanos menores vienen a ser nuestra cotidianidad, el mundo físico y material, lo que percibimos a través de los cinco sentidos.

Los cuatro elementos y los palos

En las cartas del tarot los bastos simbolizan el fuego, los pentáculos (oros) la tierra, las copas el agua y, las espadas, el aire.

De esta manera, el elemento relacionado con cada carta tiene gran predominio en la lectura que se realice y dará un significado, sea positivo o negativo; sin embargo, en cada tirada de cartas la lectura no se hace de manera individual, sino en conjunto.

Los arcanos menores del tarot están conformados por 4 palos, que a su vez están integrados por catorce cartas: diez numerales (desde el As al 10) que se relacionan con los eventos que ocurren, las decisiones que se tomen, etc., y las cartas de corte que son en el siguiente orden: sota, caballo, reina y rey, y aluden a las personas que aparecen en el camino y tienen importancia en nuestra vida.

Bastos

Esta carta tiene un significado individual y poco tiene que ver con el resto de la tirada. Sin embargo, las otras cartas guiarán el camino a seguir a partir del elemento que rija la carta significante, que en este caso es el fuego.

El fuego es el que moviliza y agita a los demás elementos: los altera, los transforma de manera sutil debido a que tiene un lado espiritual, pues del fuego surge el entusiasmo, el vigor y el calor humano; está relacionado con la energía sexual y el deseo.

Los bastos son símbolo de espontaneidad y energía. Son personas activas que tienen respuestas rápidas, a partir de la emoción que las mueve a conseguir lo que se proponen, sobre la base del trabajo, la intuición y la decisión inmediata.

Copas

Las copas representan al elemento agua y hace alusión a los sentimientos y emociones. El agua es vital para la vida de todos los seres, y para el hombre es la esencia. Llorar y reír son las fuentes de agua del cuerpo.

El significado del agua en las copas del tarot se manifiesta en las emociones descontroladas, el nerviosismo, la expresión exacerbada del sentimiento. Las copas representan la vida en pareja, la familia, el amor (pasión y cariño), los hijos, la fertilidad, la amistad.

A pesar de que los arcanos menores se relacionan con lo material y lo físico, las copas se relacionan con el espíritu, las respuestas emocionales a los estímulos físicos.

Espadas

El elemento aire es el que rige a las espadas. Este elemento representa el intelecto del individuo, está asociado con la inteligencia y la fortaleza mental.

En el tarot las espadas están relacionadas con enfrentamiento, sufrimiento y muerte. El doble filo de una espada puede significar sufrimiento y satisfacciones; alegrías y tristezas.

La mente del hombre también puede compararse con el doble filo de la espada, pues es poderosa, y su uso de forma errada puede destruir.

En muchas ocasiones las inquietudes surgen no por los eventos que estemos viviendo, sino por lo que la mente nos dice que puede pasar; de allí que las espadas nos indiquen que los problemas que la mente quiere imponernos no son tal en la realidad.

Lo negativo de las espadas se relaciona con conflictos internos, autoaceptación, enfermedades mentales; sin embargo, puede indicarnos que debemos hacer introspección de nuestros pensamientos, controlarlos y a partir de allí buscar la oportunidad de crecer y superarnos.

Pentáculos (oros)

El elemento tierra es el que se asocia con los pentáculos (oros), y se relaciona con el mundo material: bienes, dinero, riqueza, estabilidad económica.

Están relacionados con la prosperidad, con las decisiones que se tomen para el futuro de las finanzas, los proyectos, las deudas.

El trabajo es una influencia importante en los pentáculos, pues es lo que va a garantizar una economía sólida; así como las decisiones que se tomen en torno al trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.